11 pautas clave de relajación para dormir mejor

relajación lectura

Dedicar unos minutos al día a relajarnos, siguiendo unas sencillas rutinas y ejercicios que nos ayuden a desconectar y a desintoxicarnos del estrés diario son prácticas absolutamente necesarias, tanto para aliviar a nuestro cuerpo y mente de la sobrecarga de trabajo cotidianas como para conseguir que tengamos un sueño y descanso reparadores, que nos permita dormir bien, estar más saludables y a afrontar el nuevo día de forma proactiva, con energía positiva y optimismo. Si quieres saber cómo lograr el estado de relajación ideal, no te pierdas los siguientes consejos que te ofrecemos desde Descansín.

 

Prácticas diarias para alcanzar un estado de relajación máximo

 

  • Sustituye los dispositivos electrónicos por la lectura o la música. Optar por leer un buen libro en formato papel e incluso escuchar música tranquila o sonidos de la naturaleza a volumen bajo proporcionará calma a nuestra mente. Ambas rutinas, además de relajarnos, son muy beneficiosas para nuestro cerebro, ya que nos ayudarán a conciliar el sueño mucho más rápido.
  • Evita cenas pesadas, bebidas estimulantes y con cafeína. Consumir regularmente alimentos grasos, picantes, con muchas especias o tomar café, refrescos de cola o bebidas energizantes antes de dormir pueden provocar acidez estomacal, molestias digestivas e insomnio. Sin embargo, si por la noche, sustituimos estas comidas por otras más ligeras como ensaladas, fruta, verdura o pescado lograrás descansar mejor y además tu estómago te lo agradecerá.
  • Olvídate del trabajo cuando estés en tu dormitorio. Desconectar de tus obligaciones laborales o de cualquier otra actividad relacionada con tu trabajo, al menos dos horas antes de irte a dormir, resulta fundamental para conseguir que tu mente se relaje. Tu dormitorio sólo debería estar destinado al descanso.
  • Céntrate en tu respiración. Dedicar unos minutos a realizar respiraciones, lentas, profundas y conscientes, media hora antes de dormir, está comprobado que ayuda a reducir nuestro estrés. Para controlar tu respiración es importante que te centres en inspirar hondo por la nariz, llenando el abdomen y expirar por la boca 5 ó 6 veces. Integrar estas técnicas de respiración en nuestras rutinas nocturnas y hacerlo de forma adecuada además de resultar clave para relajarnos, beneficia enormemente a nuestro organismo, ya que permite bajar el ritmo de nuestras pulsaciones, reducir la presión arterial y a llevar mayor cantidad de oxígeno a nuestros pulmones y al resto del organismo.
  • Ten tu habitación siempre, limpia, ordenada y bien ventilada. Dormir en un ambiente en el que impera el orden, la limpieza y en el que se regenera el aire cada día está demostrado que mejora la higiene del sueño y que facilita el descanso de calidad.
  • Elimina ruidos, temperaturas irregulares e iluminación intensa. Es muy importante que el espacio elegido para descansar y relajarnos cumpla tres aspectos clave. Uno. Que mantenga siempre una temperatura adaptada a nuestras necesidades. Lo ideal es que nuestra habitación esté entre los 15º y los 22º. Dos. Que se eviten ruidos de fondo como por ejemplo el de la televisión, ya que eso dificulta alcanzar un sueño profundo. Y tres. Bajar la intensidad lumínica a cero. Al mantener nuestra habitación a oscuras, facilitamos que nuestros ritmos circadianos se equilibren. Es decir, que nuestro reloj interno entienda, gracias a la falta de luz, que ya es de noche y, por tanto, que es hora de dormir.
  • Date una ducha caliente o baño relajante al final del día. Dedica unos minutos a ti mismo. Antes de acostarte date una ducha o prepárate un baño caliente, acompañado de sales de lavanda, por ejemplo, que además de ayudar a relajar la tensión muscular del cuerpo, facilitan a conciliar el sueño más rápidamente.
  • Tómate infusiones de melisa, valeriana, pasiflora. Se trata de plantas naturales con propiedades relajantes que te ayudarán a dormir mejor.
  • Meditar. Practicar la meditación también es un buen método para desconectar y relajarnos. Apartar de nuestra mente, por un rato, los problemas y los pensamientos negativos que nos acechan cada día antes de abrazar a Morpheo pueden ayudarte a reducir de forma considerable la ansiedad.
  • Pasear y practicar yoga o pilates. Disfrutar de un paseo por el parque, la playa, el bosque o cualquier lugar de la naturaleza tranquilo que tengamos cerca es un plan perfecto. Pero si además añades disciplinas como el yoga o el pilates a tu rutina diaria notarás como mejora considerablemente la calidad de tu sueño.
  • Contar con un equipo de descanso adecuado para tu cama. Descansar sobre un colchón que tenga la firmeza adecuada para proteger tu salud lumbar, como el de Descansín, unido a la incorporación de una almohada viscoelástica, ideal para cuidar tus cervicales, son dos elementos fundamentales si queremos obtener una relajación máxima, dormir de forma confortable y, en consecuencia, alcanzar el descanso deseado.

 

Colchón antiácaros y almohada aloe vera son elementos clave para dormir más tranquilo

 

Además de las rutinas diarias expuestas anteriormente existen otros elementos fundamentales que es recomendable incorporar a nuestra cama, si queremos respirar mejor, alcanzar un estado de relax máximo y garantizar un sueño reparador que nos deje como nuevos al día siguiente.

Teniendo en cuenta lo importante que es respirar correctamente para conseguir relajarnos y dormir de forma placentera, en Descansín hemos diseñado dos productos con beneficios saludables añadidos, que consideramos clave para lograr ambos objetivos. Son los siguientes:

  • Colchón con tejido antiácaros. Sus propiedades están pensadas para proteger la salud del durmiente frente a los ácaros, la acumulación de focos bacterianos, polvo y el moho. Sin duda, características que convierten al colchón Descansín en la opción perfecta para las personas alérgicas.
  • Almohada viscoelástica con tejido aloe vera. La almohada viscoelástica, al incorporar una funda doble con tejido de aloe vera, planta que destaca por sus propiedades medicinales, se convierte en tu mejor aliada, aliviando los problemas respiratorios que te puedan surgir cuando sufres tos o catarro. Otro de sus beneficios saludables es que dicho tejido, proporciona una suavidad extra que mejora la calidad del sueño.

 

¿Eres de esas personas a la que le cuesta relajarse al llegar a casa y que tiene dificultades para conciliar el sueño? Pon en práctica estas sencillas rutinas y no olvides renovar tu colchón y almohada cuando sea necesario. De esta manera garantizarás un descanso saludable que protegerá tu espalda, cervicales y que, además, puede mejorar tus afecciones alérgicas y respiratorias, si las tuvieras.

Si crees que ya es hora de cambiar el equipamiento de descanso de tu dormitorio, consulta nuestra página web y aprovecha los packs de oferta que tenemos en Descansín asequibles para todos los bolsillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola ¿En que podemos ayudarle?
Powered by