¿Qué tipo de cuidados y prestaciones debe de tener un colchón low cost para una segunda residencia?

colchón low cost segunda residencia

Por fin han llegado las ansiadas vacaciones veraniegas y con ellas el poder disfrutar de un más que merecido descanso en nuestra casa de la playa, de la montaña o de cualquier otro rincón perdido del mundo, ese enclave mágico y especial para nosotros al que deseamos llegar cuanto antes para desconectar del estrés diario, recargar pilas en plena naturaleza y regresar a la rutina con nuestra maleta llena de buenas experiencias.

No cabe duda que disfrutar de una segunda residencia nos garantiza felicidad, buenos momentos y un descanso reparador. Ello no quita que debamos olvidarnos de los muebles que la habitan: al tratarse de una vivienda complementaria a la que acudimos tan solo durante los fines de semana o en periodos puntuales del año, no solemos cuidar de ciertos detalles que son importantes a la hora de acondicionar nuestro hogar o la cama de nuestro dormitorio.

Lo cierto es que descuidamos estas cuestiones, unas veces por pereza y otras por no querer afrontar gastos elevados para una vivienda reservada a estancias ocasionales. ¡Ha llegado la hora de prestarles más atención! ¿Cuánto hace que no cambias el colchón o el somier de tu cama? ¿Te levantas cada mañana como si tuvieras un puñal clavado en la espalda? Si la respuesta es sí, lo más seguro es que tu colchón sea demasiado viejo, esté muy dado de sí  (es posible que tenga la forma de tu cuerpo marcada por el uso) o esté lleno de polvo y ácaros que te impiden dormir bien.

¿Te preguntas cómo solucionar esta papeleta y cómo cuidar mejor de tu salud lumbar sin sacrificar la calidad y sin tener que gastar mucho dinero? ¡Pues toma nota de los siguientes consejos! En Descansín te ofrecemos las mejores opciones de colchones low cost del mercado.

Prestaciones básicas que deben reunir un somier y un colchón low cost

¿Quieres cambiar la cama de tu segunda vivienda y disfrutar de las mejores calidades a un precio realmente asequible? Solo debes tener en cuenta que el nuevo colchón o somier cumpla con las siguientes características. De esta manera obtendrás un descanso 10 durante todas tus vacaciones:

  • Tejido fresco y transpirable. Es importante que tu colchón cuente con un tejido transpirable, una capa de gel en la parte superior del mismo y un sistema microcelular que impida la excesiva sensación de frío o calor durante la noche. Evitarás la acumulación de ácaros y sobrellevarás las altas temperaturas del verano sin acabar asfixiado ni bañado en sudor
  • Independencia de lechos. No importa cuánto se mueva tu pareja en la cama mientras duerme, ¡no notarás su vaivén en absoluto! Gracias a esta tecnología tu colchón será capaz de amortiguar todas las oscilaciones que se produzcan sin afectar a la superficie. Tu pareja y tú descansaréis sin problemas.  
  • Material GEL. Garantiza un tacto suave y la máxima adaptabilidad.
  • Firmeza media alta. Si añadimos al colchón una dureza media alta con capacidad para adaptarse lo justo y necesario a nuestro cuerpo garantizaremos un descanso profundo y una salud de hierro a nuestra espalda.
  • Somier con doble tira de láminas. Si cuentas con un somier de estas características aportarás la máxima estabilidad a tu colchón, clave para lograr un descanso reparador.

Consejos para mantener en buen estado tu colchón todo el año

Lo más normal cuando tenemos nuestra residencia vacacional cerrada durante largos periodos es que se acabe acumulando polvo y condensando humedad tanto en paredes y mobiliario como en nuestro ajuar de cama.

Ello hace que almohadas, colchones y otros enseres del dormitorio se deterioren y dejen de cumplir con su función. ¿Cómo podemos evitar que esto suceda? Descansín te ofrece algunos tips extra muy eficaces y fáciles de aplicar:

  • Limpia y ventila muy bien la estancia abriendo las ventanas de par en par.
  • Saca el colchón a secar al sol para retirar la humedad impregnada.
  • Pasa el aspirador sobre el colchón una vez al mes. Así impediremos que aniden ácaros.
  • Dale la vuelta al colchón con cada cambio de estación para que no se deforme. Es aconsejable hacerlo de forma periódica si se trata de un colchón normal. Si es un viscoelástico, con solo un lado útil: se debe girar únicamente de pies a cabeza y viceversa.
  • Recubre y protege el colchón con una funda. Evitarás que se adhieran moho, ácaros u otras bacterias.
  • Opta por un canapé como buena base para guardar en él la ropa de cama. De esa manera evitarás que la humedad traspase el colchón y se estropee a corto plazo. Además, ganarás en estabilidad.
  • Cambia el colchón cada 10 años como máximo. Comprar un colchón nuevo no significa que tengas que invertir todos tus ahorros en él. Hoy en día puedes acceder a un colchón más económico y con las mismas prestaciones que te ofrece uno caro.

Disfrutar de un colchón con máximas calidades en una segunda vivienda no solo es recomendable sino también muy asequible para cualquier bolsillo. No pierdas la oportunidad de disfrutar de las ventajas y beneficios del colchón Descansín. Accede a los packs colchón + somier que tenemos en oferta actualmente y revoluciona el descanso de tu vivienda vacacional. Elige comodidad, descanso reparador y salud garantizada. ¡Anímate a probarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola ¿En que podemos ayudarle?
Powered by