Colchones enrollados al vacío

colchon al vacio

Subir un colchón pesado y de grandes dimensiones por la escalera, porque no cabe en el ascensor, es cosa del pasado. Hoy todo resulta más sencillo, ya que siempre podemos optar por comprar un colchón enrollado. Su traslado resulta mucho más fácil y práctico porque conforma un bulto compacto, que ocupa mucho menos espacio. ¿Tienes alguna duda sobre este tipo de embalaje? Te contamos todos los detalles sobre el proceso de envasado, ventajas, consejos para abrirlo de forma adecuada, etc.

➡️ ¿Qué es un colchón envasado al vacío?

Los colchones embalados al vacío son mucho más manejables, pero al verlos es lógico preguntarse cómo se consigue reducir su tamaño hasta ese punto. La respuesta es muy sencilla: se extrae todo el aire del colchón para conseguir un bulto compacto, que ocupa el mínimo espacio posible.

Tras la fabricación de estos productos imprescindibles para el descanso y, tras realizar todos los controles de calidad pertinentes, se introduce en una funda de plástico higiénica. Después, se inserta en una máquina especializada o planchas, cuya función es envasar el colchón al vacío, reduciendo su grosor a unos pocos centímetros.

Finalmente, se procede al sellado de la funda que lo envuelve para evitar cualquier fuga de aire. En este caso, se emplea una máquina termofusible, similar a las que se emplean para envasar comida al vacío.

Tras compactarlo, lo más habitual es enrollarlo para minimizar todavía más su tamaño y mejorar las condiciones de almacenaje, transporte y manipulación. Y con esto, el colchón ya está completamente listo para que puedas recibirlo en tu casa.

¿Qué tipo de colchones se pueden embalar al vacío?

El único problema es que no todos los colchones se pueden envasar de esta manera. Evidentemente, las características propias de los colchones de muelles hacen que sea imposible realizar este proceso con ellos, ya que se deteriorarían y no garantizarían un descanso adecuado.

Los colchones viscoelásticos con núcleo HR son la mejor alternativa para embalar al vacío. Por sus propiedades, durante el proceso mantienen todas sus propiedades intactas. Cuando lo recibes en casa, solo tienes que preocuparte de abrirlo y empezar a disfrutarlo.

➡️ Ventajas de un colchón enrollado

Le hemos dado muchas vueltas, pero no hemos encontrado ninguna desventaja. Más bien, todo lo contrario, te contamos todas sus ventajas:

Transporte

Como ya hemos comentado, al comprimir su tamaño el transporte y la entrega se simplifican. Son mucho más manejables, se reduce el riesgo de recibir la mercancía con desperfectos y se pueden trasladar más productos en un mismo viaje. Esto supone un importante ahorro de combustible y una menor emisión de CO2. En definitiva, favorecen el cuidado del medio ambiente.

Ahorro de espacio

Ocupan mucho menos espacio, un factor que facilita su almacenaje. Los espacios necesarios para almacenar stock también son mucho más pequeños. Una vez más, hablamos de una ventaja que permite ahorrar costes relacionados con la logística. Lo que favorece que el precio final del colchón sea mucho más asequible.

Más higiénicos

Embalar un colchón inmediatamente después de su fabricación nos garantiza que las condiciones de seguridad e higiene de ese producto serán las adecuadas. Al envasarlo al vacío queda cerrado de forma hermética, de esta manera no pueden acumular polvo, suciedad, ácaros, ni humedad. Lo recibes en tu casa como recién salido de la fábrica, 100% esterilizado y libre de bacterias.

Rápida recuperación

Las propiedades de los colchones que se pueden tratar de este modo hacen posible que recuperen su forma rápidamente. Una vez abiertos, comenzarán a absorber aire y será cuestión de horas que recuperen su tamaño original.

Prueba el colchón Descansín

➡️ ¿Cómo desenrollar un colchón al vacío?

Ya has recibido tu colchón enrollado en casa y ¿ahora qué?. Te damos algunos consejos para que abrirlo te resulte más sencillo y divertido:

  1. Coloca el colchón sobre el canapé o somier sobre el que los vas a colocar.
  2. Abre y corta el plástico del embalaje, puedes ayudarte de un cúter o un cuchillo. Eso sí, debes tener mucho cuidado porque el plástico está completamente pegado a la superficie del colchón. Esta es la parte de desembalaje más delicada.
  3. Tras eliminar todo el plástico, es el momento de desenrollar el colchón. Será un proceso paulatino, pero constante. Enseguida notarás como recupera su forma original.
  4. Generalmente, recomendamos esperar 24 horas para comenzar a usarlo. Es importante no hacerlo antes de que recupere totalmente su volumen.

➡️ ¿Cuánto tiempo se puede almacenar un colchón enrollado?

No existe un periodo de tiempo determinado para su almacenaje, pero para evitar que se deformen los laterales o reducir su vida útil no es recomendable que los colchones permanezcan enrollados durante mucho tiempo. No es buena idea comprar un colchón para una segunda residencia y tenerlo enrollado durante un año, por ejemplo. Siempre es aconsejable abrirlo y que recupere se forma cuanto antes.

Fácil, rápido y práctico. En Descansín sabemos que tu colchón es la base para un descanso reparador y envasarlo al vacío permite reducir los plazos de entrega, con todas las garantías de higiene y seguridad. ¿A qué estás esperando? Haz un cambio en tu cama y a dormir a pierna suelta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarle?