¿Cuándo cambiar el somier?

cuándo cambiar somier

Hablamos de una de las piezas fundamentales para lograr un descanso completo y profundo. Por esta razón, elegir un buen somier será tan importante como acertar con el colchón ideal. De lo contrario, la calidad del sueño se podría ver afectada. Pero, ¿sabrías identificar cuándo ha llegado el momento de cambiar tu somier? A continuación, te damos las claves para que sepas detectar las señales que te indican que es hora de sustituirlo por uno nuevo.

➡️ ¿Cuánto tiempo dura un somier en buenas condiciones?

La durabilidad del somier puede variar dependiendo del material con el que esté fabricado. Sin embargo, la vida útil de este tipo de productos suele rondar los 8-10 años, aproximadamente. A lo largo de una década, los somieres mantienen todas sus propiedades, que empiezan a decaer a partir de este tiempo.

No obstante, hablamos de un plazo aproximado, puesto que hay otros factores que pueden influir en el mismo y hacer que varíe. Por ejemplo, el buen uso que hagas del somier, los cambios de temperatura, las condiciones de humedad de la habitación, etc.

➡️ ¿Cómo sé si debo cambiar el somier?

Cuando notamos algún problema a la hora de conciliar el sueño por estar incómodos en la cama, solemos pensar, automáticamente, que hay que cambiar el colchón. Sin embargo, es más frecuente de lo que parece darse cuenta de que el problema, en muchas ocasiones, reside en el somier. Evidentemente, si este se debilita, también se nota en el colchón, pero eso no quiere decir que este elemento de descanso sea el problema estructural.

Lo primero que debes analizar es cuánto tiempo tiene el somier en el que duermes. Este dato te puede servir como pista inicial para saber si está llegando al final de su vida útil. Pero, además, hay una serie de elementos en los que te puedes fijar para comprobar el estado del somier:

  • Ruidos

Una de las principales señales que alertan sobre la necesidad de renovar el somier es el crujido que hace. Sin embargo, el hecho de que haya ruidos no siempre es indicativo de un mal estado del somier. Por tanto, lo primero que debes hacer si escuchas mucho ruido es revisar que las patas estén bien atornilladas y que los tornillos estén en buen estado.

En caso de que hayas comprobado que no hay ninguna causa que justifique el ruido, entonces sí puedes deducir que se trata del propio desgaste de la madera o del metal del somier. En este caso, sabrás que es momento de renovarlo.

  • Estado de las lamas

Los somieres se apoyan en lamas, que son unas tiras anchas que pueden ser de madera o metálicas. Con el uso y el paso del tiempo, las lamas sufren desgaste, bien sea porque se oxidan cuando son de metal, o porque se agrietan si son de madera. Si el deterioro avanza, puede culminar con la ruptura de alguna de las lamas, lo que hará que el colchón pierda estabilidad si su soporte falla.

Por otro lado, un somier cuyas lamas están estropeadas puede provocar, también, deformaciones en el propio colchón. Para evitarlo, es importante identificar a tiempo si el somier está en mal estado y, en ese caso, sustituirlo. En ocasiones, puedes optar por cambiar o renovar alguna de las lamas, pero eso no solucionará el problema de base, que es el propio desgaste temporal.

  • Aspecto de la base

Si tienes un somier con una base de madera, que suele estar tapizada, tendrás que comprobar que no esté abollada ni tenga alguna irregularidad. Especialmente en los meses más calurosos, en los que la madera tiende a dilatarse, y esto puede cambiar la forma de la base. Al igual que ocurre con las lamas, si la base está desgastada, el colchón se puede combar o sufrir alguna alteración que repercuta en la calidad del sueño.

➡️ Consecuencias de dormir con un somier antiguo

Dormir con un somier en buen estado es tan importante como hacerlo sobre un buen colchón. De hecho, somier y colchón constituyen un pack que debería tratarse de forma indivisible, siendo dos elementos clave para dormir correctamente. Restar importancia a la vida útil del somier tiene una serie de consecuencias que afectan, directa o indirectamente, a la calidad de tu descanso. A continuación, enumeramos algunas de las más habituales:

  • Dolor de espalda: la mala postura que adquiere el cuerpo cuando el somier está roto o la base no es regular provoca dolor en la espalda, que puede ser en la zona cervical, dorsal o lumbar. Cuanto más se prolongue en el tiempo esta alteración postural, mayores serán las lesiones musculares derivadas de la misma.
  • Insomnio: la incomodidad a la hora de dormir impide coger el sueño, lo que afecta directamente a la calidad de tu descanso.
  • Rendimiento diario: una consecuencia derivada de la falta de descanso es el mal desempeño diario de tus actividades. Si el insomnio se alarga en el tiempo, puede generar más problemas en tu vida cotidiana.
  • Déficit inmunitario: un mal descanso también afecta a tu sistema inmunitario. Tal y como se ha comprobado en diferentes estudios, las personas que sufren insomnio tienen más probabilidades de coger resfriados o sufrir procesos infecciosos que las que descansan adecuadamente. Además, también afecta a la velocidad de recuperación.

¿Necesitas un somier nuevo?

Consejos para mantener tu somier en buen estado

Ningún somier dura eternamente, pero sí es posible alargar su vida útil realizando pequeñas acciones de mantenimiento que retrasen su deterioro. Si se trata del somier de una cama infantil, es importante evitar que los niños salten sobre ella para que no se rompa ninguna lama.

Por otro lado, si tu somier es metálico, suele ser conveniente limpiarlo periódicamente para evitar que se oxide. Recuerda que la oxidación es una de las principales causas de desgaste. Si tienes un somier de madera, cobra importancia una buena ventilación natural, para evitar cambios drásticos de temperatura o de humedad que dilaten la madera y dañen el somier.

Otro aspecto a tener en cuenta es comprobar que las patas están bien sujetas al somier. Con el tiempo, los tornillos pueden aflojarse, y esto puede desembocar en una menor estabilidad del somier.

La calidad del somier también es clave; los somieres fabricados con materiales de óptima calidad tienen más durabilidad. En Descansín podemos asesorarte sobre qué tipo de somier es más adecuado según tus preferencias y características físicas, para ayudarte a encontrar el somier perfecto en el que puedas descansar como un bebé durante mucho tiempo. Dormir es una de las funciones vitales más importantes, por lo que debes asegurarte de contar con el mejor equipo posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarle?