¿Guarda relación el insomnio con la calidad del colchón?

insomnio calidad colchon

El insomnio es un problema muy común que afecta cada vez a más personas, alcanzando la cifra de casi cuatro millones en nuestro país, especialmente tras la aparición de la COVID-19 y todo lo que ello ha27 conllevado (confinamiento, falta de movilidad y contacto con los seres queridos, restricciones…).

Se trata de una molestia muy desagradable cuyas causas son muy variadas: motivos físicos, malos hábitos de sueño, estilo de vida y alimentación, estrés, una mala racha…

☞ Insomnio: causas y síntomas

La característica principal del insomnio es la dificultad para conciliar el sueño por la noche, pero no solamente se queda ahí, sino que también se extiende a despertarse en mitad de la noche o hacerlo demasiado temprano. Otro síntoma es sentirse cansado o irritable tras dormir, ya que, ante la ausencia de descanso, esta sensación seguimos arrastrándola durante todo el día, mermando así algunas capacidades mentales como la concentración, e impidiendo que rindamos debidamente en el trabajo o los estudios.

Causas del insomnio

Las causas del insomnio pueden ser, como mencionábamos antes, muy variadas, y algunas pueden responder a circunstancias personales puntuales —que se pueden solucionar modificando circunstancias externas—, pero otras pueden durar más en el tiempo —en cuyo caso, lo mejor será acudir al tiempo para averiguar los motivos—.

Algunas de las causas del insomnio pueden ser las siguientes:

  • Hábitos de vida. Muchas de nuestros problemas para dormir tienen en nuestro modo de vida su origen: llevarse el trabajo a casa, trabajar hasta tarde, no realizar suficiente ejercicio físico que nos ayude a liberar estrés y tensiones… En este post tienes una breve guía para adquirir una buena higiene del sueño que te ayudará a mejorar tus hábitos antes de dormir. que pueden aumentar el riesgo de padecer insomnio.
  • Ausencia de horarios. No tener unos horarios de sueño incentiva no dormirnos por la noche. Si nos acostamos todos los días a la misma hora, el cuerpo sufre una especie de programación.
  • Dormir siestas. Las siestas demasiado largas nos restan las ganas de dormir por la noche. Los expertos recomiendan limpiarlas a periodos de tiempos más cortos (entre 20 y 30 minutos sería lo ideal).
  • Cenas copiosas. Cenar mucho y acostarnos después de cenar es perjudicial para el descanso. Lo mejor es hacer cenas ligeras y esperar un par de horas para irnos a dormir.
  • Uso de pantallas y dispositivos móviles antes de ir a dormir. Usar el móvil antes de dormir se ha convertido en una de las principales causas de insomnio. Al estar frente a una fuente de luz directa, nuestro cuerpo se queda en un estado de alerta que apenas percibimos pero que no nos incita al sueño y al descanso.
  • No dormir con la luz encendida. Para dormir placenteramente, debemos permanecer alejados de cualquier fuente lumínica que nos pueda molestar durante el descanso, lo cual incluye dispositivos y persianas.
  • Un mal colchón. El insomnio no solo guarda relación con factores psicológicos como la depresión o ansiedad, sino también con la calidad de nuestro colchón. Un motivo en el que pocas veces reparamos.

¿Puede un mal colchón provocar insomnio?

Dormir sobre un colchón de mala calidad o que esté demasiado viejo puede tener unas consecuencias nefastas para nuestra salud: problemas musculares, despertares nocturnos e incluso problemas de insomnio son algunas de las más frecuentes.

No poder dormir sobre un colchón en mal estado o viejo tiene una respuesta científica: el cuerpo debe amoldarse a la deformación del colchón, lo cual reduce el riego sanguíneo, haciendo que haya escasez de oxígeno y nutrientes. Esto provoca falta de flujo en el área, en las células nerviosas y en los sensores de nuestra piel. Estos sensores son los encargados de mandar al cerebro la señal de cambiar de postura o de desplazarse; algo que, si hacemos con mucha frecuencia nos despierta, interrumpiendo el sueño y mermando su calidad.

Empieza a dormir bien

☞ Tratamiento para el insomnio: un buen colchón

El tratamiento para el insomnio se puede abordar de varias maneras: adquiriendo una rutina y hábitos de sueño, acudiendo a un especialista si el caso es grave o cambiando de colchón e invertir en uno de buena calidad.

Respecto a este último punto, cabe decir que los colchones viscoelásticos son un gran aliado en la lucha contra el insomnio porque, gracias a su material, se adaptan con facilidad a la posición y forma del cuerpo y a su temperatura, evitando las molestas interrupciones causadas por el cambio de postura. Están recomendados para personas con problemas de espalda, dado que su núcleo de espuma recubierto de material viscoelástico favorece la corrección de la postura.

La mejor manera de saber si un colchón nos funciona y nos resulta cómodo es probándolo. En Descansín ofrecemos 30 días de prueba para que pruebes la firmeza y comodidad de nuestro colchón que mantendrá a raya las noches de insomnio. ¿Te animas? No lo dudes, ¡contacta con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarle?