Cómo limpiar cabeceros tapizados y aumentar su durabilidad

cómo limpiar cabecero tapizado polipiel

Uno de los elementos estéticos y funcionales en tendencia y que más están triunfando a la hora de dar a tu dormitorio un aire minimalista y elegante son los cabeceros tapizados en polipiel. La polipiel es un material sintético que imita en apariencia a la piel o al cuero. Se utiliza principalmente para ropa, tapicerías, accesorios del hogar y, cada vez más, en cabeceros de cama.

Y es que los cabeceros de polipiel se han convertido en complementos decorativos muy demandados. Es un producto polivalente que aporta buen gusto, elegancia y armonía al dormitorio. Y todo ello, con una gran ventaja: es muy fácil de limpiar y de mantener.

¿Estás buscando un cabecero tapizado para tu cama que no sea complicado de limpiar y dé a tu dormitorio un aspecto moderno, cálido y confortable? Pues no lo dudes, apuesta por la polipiel. Se trata de una tela muy versátil y realmente sencilla de mantener. ¡Acertarás seguro!

Ventajas de contar con un cabecero de polipiel

Los cabeceros forrados en polipiel aportan homogeneidad al estilo decorativo de la habitación, sobre todo, cuando se eligen colores neutros.

Son duraderos, resistentes, versátiles, fáciles de colocar, se adaptan a cualquier ambiente y están compuestos por polipiel “animal friendly”. Se trata de una característica fundamental y muy tenida en cuenta por clientes veganos a la hora de elegir y comprar elementos decorativos para su hogar.

cabecero polipiel descansín

¿Cómo limpiar los cabeceros de polipiel?

Si tú también has caído rendido ante la estética sencilla de los cabeceros de polipiel, entonces ha llegado el momento de que descubras algunos trucos de limpieza para quitar manchas en tapizados. De esta manera, los mantendrás siempre como nuevos. Tu dormitorio seguirá siendo ese espacio de relajación y descanso que siempre has buscado.

Trucos para la limpieza de tu cabecero de cama tapizado en polipiel

A continuación, destacamos algunos consejos clave para el cuidado y limpieza de tus cabeceros.

  • Evitar el uso de disolventes, alcohol, productos químicos, aerosoles y ceras. Este tipo de productos cuartean y estropean el material sintético de los cabeceros de polipiel.
  • No utilizar toallitas húmedas de bebé o desmaquillantes. Su uso elimina el brillo y la capa protectora del tapizado.
  • Utilizar un paño seco o humedecido en agua templada. Si se utiliza una bayeta humedecida es importante que se escurra bien antes de pasarla. Después, habrá que secar la totalidad de la superficie.
  • Eliminar manchas superficiales con jabón neutro o vinagre blanco. Un paño humedecido con jabón lagarto, una pizca de amoniaco o incluso pasar con mimo y suavidad un algodón mojado en vinagre blanco sobre el cabecero son los trucos caseros de toda la vida para quitar manchas en tapizados de polipiel.
  • Quitar suciedad más incrustada con piedra de arcilla. Si nos encontramos con manchas más resistentes, la piedra pómez es una aliada perfecta para acabar con las manchas más difíciles. Eso sí, es importante frotar con suavidad y, en ningún caso, rascar con fuerza la superficie para limpiar la polipiel del cabecero.
  • Usar productos especializados. El borrador mágico es un producto muy recomendable para eliminar manchas en este tipo de superficies. Conseguirás hacerlas desaparecer de forma rápida, sencilla y sin esfuerzo.

Consejos para aumentar la durabilidad de tu cabecero de cama forrado en polipiel

Los cabeceros de cama tapizados en polipiel se manchan y desgastan menos por el uso que otros elementos claves de la casa, pero esto no significa que no les debas prestar atención. Al igual que el sofá o las butacas, necesitan de cuidados específicos.

  • Alejarlos de la luz solar o de las fuentes de calor. La exposición directa y continuada al sol o a la calefacción perjudica mucho a los cabeceros de polipiel. Los reseca, decolora y los acaba agrietando.
  • Evitar el contacto con la humedad y los productos capilares. Cuando nos vayamos a dormir hay que tener cuidado de no rozar el cabecero con las espumas y gominas que ponemos en nuestro cabello, pues contienen ingredientes químicos que resultan muy dañinos. Por otro lado, los ambientes húmedos también resultan altamente perjudiciales para este material.
  • Nutrir y potenciar el brillo con leche limpiadora. Aplicar leche limpiadora facial (nunca toallitas desmaquillantes) o incluso utilizar la clásica crema Nivea después de limpiar los cabeceros tapizados en piel sintética es un buen truco para hidratarlos y sacarles más brillo. Después, habrá que retirar el exceso de grasa o de aceite con un paño seco para que se mantenga tan bonito como el primer día.

Si estás pensando en redecorar tu dormitorio y darle un nuevo estilo, no dudes en hacerte con un cabecero a un precio irresistible, versátil y además, ¡con envío gratuito!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarle?