Colchón para niños: recomendaciones para escoger el colchón infantil durante la etapa de crecimiento

colchón niño recomendaciones

¡Pero qué rápido crecen los niños! Hace tan solo unos meses aún dormía en su cuna y ahora ya no cabe en ella. Seguro que si tienes hijos habrás pensado esto miles de veces. Eso significa que, si tu pequeño ya ha cumplido los 3 años, ha llegado la hora de dormir en una cama de verdad y hacerlo sobre un colchón para niños, que se adecue perfectamente a su peso, talla y edad.

Y es que nuestros hijos, cuando están en plena etapa de crecimiento, precisan dormir muchas horas para recuperar toda la fuerza y energía que gastan durante el día. Necesitan más que nadie un descanso de calidad para garantizar su salud lumbar. De esa manera, lograrán dormir en la posición adecuada para asegurar su correcto desarrollo y de paso, evitar posibles problemas de espalda en el futuro.

Por lo que, la elección y compra del primer colchón infantil es una decisión crucial que no debe tomarse a la ligera. Hay factores clave que hay que tener en cuenta y por eso en Descansín te vamos ayudar elegir el mejor colchón para niños.

Si tu hijo tiene entre 3 y 12 años y buscas un colchón económico de gran calidad que se adapte a su edad, en Descansín encontrarás todo lo que necesitas para asegurar su bienestar. ¡Echa un vistazo a nuestras ofertas y ponlo a prueba durante 30 días!

comprar colchón niños

Colchones para niños: recomendaciones

Durante las horas de sueño es cuando se libera la hormona responsable del crecimiento humano. Por eso es tan importante que los niños en edad de desarrollo óseo y muscular, descansen cada noche sobre una base firme, que se adapte a sus necesidades, posturas corporales y que además mantenga su columna recta sin ejercer presión sobre su cuerpo.

¿Cuál es el mejor colchón para niños? ¿Qué propiedades debe reunir un buen colchón recomendado para niños?

Desde Descansín te damos algunos consejos para escoger el mejor colchón infantil para tu hijo. Dependerá de las características personales de cada pequeño.  Aun así, existen elementos clave que no deben faltar en un colchón infantil. Presta atención a los siguientes aspectos:

  • El tamaño. Las dimensiones a elegir varían en función del peso, altura y edad que tenga tu hijo. Por eso, en Descansín hemos diseñado colchones pequeños con un amplio abanico de medidas, para garantizar que niños de 3 años en adelante puedan dormir siempre de forma cómoda y saludable.
  • Firmeza adecuada. Lo ideal es optar por un colchón confortable y de firmeza media-alta para que la espalda de nuestros pequeños no sufra malformaciones durante su larga etapa de crecimiento.
  • Máxima transpiración. Este es un factor fundamental, teniendo en cuenta que los niños sudan mucho por la noche, y que incluso, alguno de ellos moja la cama. Por eso, elegir un colchón transpirable con estructura micro celular que renueve el aire de forma constante, además de evitar la condensación y absorber la humedad, facilita que los niños duerman más frescos en verano y calentitos en invierno.
  • Tejido antialérgico con tratamiento anti-ácaros. Los pediatras y expertos en descanso recomiendan utilizar colchones para niños con tratamiento anti ácaros. Con este tipo de tejidos evitaremos la proliferación de bacterias y la formación de moho.
  • Material visco-gel. Los colchones que pertenecen a la familia viscoelástica resultan perfectos porque son ergonómicos y de acogida agradable. Además, logran adaptarse al cuerpo y necesidades anatómicas del niño en cada una de sus etapas de crecimiento.
  • Alta durabilidad. Sabemos que a los niños les encanta saltar encima de la cama. Un juego que, sin embargo, puede acabar estropeando el colchón demasiado pronto. Por eso, si queremos que el colchón de nuestro hijo aguante muchos años, recomendamos adquirir uno con núcleo HR de larga duración y alta capacidad de resistencia para que así, no se deforme a la primera de cambio.

Consejos básicos para mantener en buen estado los colchones para niños

Cuando se trata de garantizar la salud de nuestros hijos, sabemos que hay que extremar aún más si cabe la limpieza de todos los rincones y objetos de nuestro hogar, incluso el colchón de su cama.  Por tanto, si quieres mejorar la higiene de su lecho y aumentar la longevidad de su colchón no te olvides de seguir estas sencillas pautas:

  • Protege el colchón con fundas lavables. Añadir este complemento de cama no solo facilita las labores de limpieza, sino que también evita que el colchón se ensucie o manche.
  • Dale la vuelta con frecuencia. Todos los colchones necesitan voltearse al menos dos veces al año para aumentar la sensación de frescor en verano y de calidez en invierno. Pero, además, los colchones recomendados para niños deben ser girados de pies a cabeza cada tres meses. De esta manera, podemos prevenir su desgaste.
  • Ventila la habitación y airea el colchón cada día. Otro de los trucos para mantener el colchón de tu hijo en buen estado es abrir la ventana por la mañana y dejar que las mantas y sábanas queden al descubierto durante media hora. Así conseguimos que el colchón se ventile bien antes de hacer la cama.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarle?