La importancia del cabecero de cama en la decoración de mi dormitorio

cabecero de cama tapizado

La cama es el mueble más importante de nuestro dormitorio y eso es indiscutible. No solo porque nos permite relajarnos del estrés acumulado durante la jornada y descansar de forma confortable al final del día, también porque es uno de los elementos de decoración más importantes de nuestro hogar. Hablamos del cabecero, uno pieza clave para dar estilo a nuestra habitación.

Se trata, por tanto, de un complemento fundamental que, además, de imprimir carácter y crear un ambiente elegante y funcional, permite convertir nuestra estancia privada en un lugar tranquilo, cálido y acogedor.

Por qué los cabeceros tapizados son complementos clave en un dormitorio

Los cabeceros además de cumplir una función decorativa y de protección, ya que evitan que nos golpeemos la cabeza mientras dormimos, son elementos, que según el Feng Shui, filosofía ancestral de origen chino, basada en la distribución armónica de los objetos dentro de un espacio, influyen positivamente en los individuos, aportando la paz y la estabilidad que se necesita, en este caso, en el dormitorio, para mejorar la vida amorosa de la pareja.

En los últimos años son cada vez más las personas que deciden decorar su espacio destinado al descanso, siguiendo las directrices de esta milenaria práctica oriental. Entre otras razones porque promete mejorar la energía vital del lugar, haciéndonos más felices. Una de las condiciones que el Feng Shui propone es contar con un cabecero tapizado y colocarlo en una orientación determinada. De esta manera, además de mejorar las condiciones ambientales, lograremos fomentar una relación armónica y de bienestar con nuestro lugar de descanso.

Así que, tanto si estás pensando en seguir una de las tendencias decorativas que más están triunfando en la actualidad como si quieres darle un toque minimalista y moderno, a tu estancia, el cabecero tapizado en tela, será, sin duda, tu gran aliado.

Ventajas que ofrecen los cabeceros tapizados

El cabecero de la cama se ha vuelto un accesorio indispensable de una habitación, pues es el que se encarga de realzar el efecto visual y ambiental con ayuda del mobiliario. Pero esta no es su única ventaja. Hay muchas más que te exponemos a continuación.

  • Proporciona un ambiente confortable y acogedor. Una característica que invita a relajarte y a descansar mejor.
  • Es multifuncional. Al tratarse de estructuras mullidas y acolchadas se pueden usar como respaldo para leer o trabajar con el ordenador con mayor comodidad. También protegen del frío que proviene de la pared y de golpes accidentales en la cabeza.
  • Da un toque sofisticado y minimalista al dormitorio. Si se eligen cabeceros tapizados en tela monocromática otorgaremos a la estancia un toque clásico y elegante o minimalista y moderno. Son, por tanto, elementos muy versátiles que se adaptan a cualquier ambiente.
  • Da un mayor efecto de amplitud al dormitorio. Lo cabeceros horizontales amplían visualmente el espacio de lado a lado de la habitación.
  • Es sencillo de colocar. Están hechos de una sola pieza, por lo que se mantiene firme con sólo apoyar la cama, sin necesidad de taladrar la pared.
  • El tapizado es de fácil limpieza. El material de estos cabeceros limpia y elimina cualquier suciedad, tan solo pasando un trapo húmedo.
  • Es un elemento muy resistente y duradero. Al estar compuesto por un esqueleto robusto, se convierte en un componente prácticamente irrompible. Lo que significa que tendrás un cabecero impecable por muchos años.
  • Resulta muy económico.

Cómo conseguir un dormitorio moderno y minimalista

“Menos es más”. Seguro que habrás oído esta expresión miles de veces. Una frase que defiende, con tan solo tres palabras, la sencillez como máxima expresión de la belleza, sofisticación y del buen gusto. Por eso, el minimalismo es en la actualidad una de las tendencias decorativas más exitosas y seguidas a la hora de diseñar interiores.

Pero ¿qué significa exactamente tener un dormitorio minimalista? Básicamente lograr un espacio en el que prime el orden, la sencillez, la practicidad y la funcionalidad. Para conseguirlo debemos dotar la estancia de las siguientes características:

  • Mobiliario diseñado con líneas rectas y sencillas. Hay que escapar de muebles con diseños demasiado recargados y apostar por materiales nobles.
  • Espacios diáfanos. Los ambientes despejados dan sensación de orden, limpieza y además aportan un toque de elegancia.
  • Colores neutros. Es recomendable optar por colores como el blanco, el gris o el beige, a la hora de elegir el mobiliario de la habitación, la pintura o el papel de la pared, los complementos o incluso la ropa de cama.
  • Funcionalidad. Además de resultar atractivo desde un punto de vista decorativo, es fundamental que el espacio de nuestro dormitorio resulte práctico y funcional. Por eso, optar por un canapé para nuestra cama es una elección perfecta, ya que es un mueble auxiliar que nos ofrece máxima capacidad de almacenaje.

Así que, si estás pensando en dar un aire más minimalista a tu dormitorio, pero no sabes por dónde empezar, en Descansín te recomendamos que te apoyes en elementos funcionales y sencillos como, por ejemplo, el cabecero tapizado para la cama. ¡El resultado te enamorará!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarle?