Ejercicio físico y un colchón de calidad: factores clave para lograr un buen descanso

ejercicio fisico y dormir bien

Estrenamos año y, como siempre, hacer más deporte forma parte de nuestra lista de objetivos a cumplir. De ahí que los gimnasios se saturen en estas fechas, sobre todo para eliminar el exceso de peso tras las copiosas comidas y cenas navideñas. Y es que practicar más ejercicio físico nos aporta muchísimos beneficios físicos más allá de adelgazar. Todos ellos repercuten directamente sobre nuestra salud y nos harán, por ejemplo, dormir y descansar mejor.

Según la Organización Mundial de la Salud, hacer ejercicio de forma regular es una de las mejores recetas que existen para combatir el sedentarismo, uno de los grandes problemas de nuestro tiempo. La inactividad física prolongada pone en grave riesgo nuestro bienestar físico y mental y, por tanto, es responsable en gran parte de muchas de las enfermedades comunes del siglo XXI. Entre ellas, el insomnio crónico, la baja calidad del sueño, la ansiedad y la depresión.

Realizar actividades físicas tiene una gran influencia sobre nuestro sueño y el descanso en general, así como en la prevención de enfermedades cardiovasculares y otros problemas psicológicos.

¿Quieres saber qué tipo de ejercicios mejoran tu salud o qué factores has de tener en cuenta antes de practicarlo? ¡No te pierdas las recomendaciones y consejos que te ofrecemos desde Descansín!

3 factores clave para realizar ejercicio físico y descansar de forma correcta

No cabe duda de que el ejercicio físico tiene multitud de efectos positivos en nuestra salud. Debería formar parte de nuestra rutina diaria, independientemente de la edad que tengamos. Es clave para disfrutar de una buena calidad de vida y dormir mejor cada noche. Eso sí, es muy importante tener en cuenta algunos aspectos antes de iniciar la práctica deportiva. ¡Toma nota!

  • Adaptar las actividades físicas a nuestra edad. Ni todos tenemos las mismas capacidades físicas ni las mismas necesidades en cada etapa de nuestra vida. Por eso, es fundamental adaptar el ejercicio a nuestra edad y a nuestras condiciones físicas.
  • Regular la intensidad del ejercicio de forma correcta. La intensidad de la actividad que se practique debe ser la suficiente para que el cuerpo se active, pero en ningún caso debe sobrepasar el punto de dolor muscular porque se conseguirá el efecto contrario: pasarás la noche dolorido sin poder conciliar el sueño.
  • Realizar ejercicio durante el día. Los especialistas en descanso recomiendan que haya al menos dos horas de espacio entre la finalización del ejercicio físico y el momento de irse a dormir. Esto ayuda a reducir el nivel de cortisol, la hormona que activa nuestro cuerpo y mente durante el ejercicio. De esta manera, descansaremos mejor.

 

Beneficios de la actividad física y ejercicios clave para dormir mejor

La actividad física es fundamental para reducir el estrés y la carga mental que debemos soportar día a día. Nos ayuda a enfocar nuestra atención en los ejercicios que estemos realizando y a olvidarnos, al menos durante un rato, de nuestros problemas diarios.

Además, proporciona un estado de relajación física y mental, segrega endorfinas capaces de mejorar nuestro bienestar y reduce de forma considerable los trastornos del sueño que podamos tener.

Pero ¿qué tipo de ejercicios son aconsejables para favorecer nuestro descanso nocturno? Estas son algunas de las opciones más recomendadas:

  • Pasear, practicar running, andar en bicicleta, nadar e incluso bailar durante 20 minutos diarios nos garantizará un descanso de calidad.
  • Estiramientos y ejercicios de fuerza. Tanto los estiramientos como los entrenamientos de fuerza (enfocados a músculos específicos) ayudan a conseguir un sueño sin interrupciones.
  • Aprender a respirar, gracias a la práctica del yoga, te permite gestionar mejor el estrés. Lograrás el descanso reparador que todos necesitamos al final del día.

Según afirman expertos en trastornos del sueño, hacer ejercicio tres o cuatro veces a la semana durante dos meses o más conlleva mejores resultados que los obtenidos por los medicamentos recetados para reducir la ansiedad y dormir.

Un buen colchón: el elemento clave para un descanso saludable

Además de la actividad física, también hay que tener en cuenta otros factores para descansar mejor. La alimentación saludable y dormir sobre un colchón con la firmeza correcta son, sin lugar a dudas, aspectos indispensables que influyen en nuestro descanso.

Por esa razón, el objetivo de Descansín ha sido desde siempre diseñar el colchón perfecto, que reúna las mejores prestaciones para la salud a precios asequibles para todos. Estas son algunas de las ventajas que ofrece nuestro colchón:

  • No tiene muelles para evitar ruidos.
  • Firmeza media-alta para una buena salud lumbar.
  • Independencia de lechos para no notar el movimiento del compañero.
  • Tejido anti-ácaros y anti-bacterias, ideal para alérgicos.
  • Transpiración máxima gracias a su núcleo microcelular.

La práctica deportiva diaria y la compra de un colchón de calidad son sin duda elementos clave recomendados tanto por médicos como por especialistas para lograr un descanso reparador y una buena higiene del sueño. Además, nos ayuda a reducir el impacto de otros problemas físicos estrechamente relacionados, como es el caso de la obesidad. ¡Ha llegado el momento de descansar bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarle?
Powered by