¿Es bueno dormir con las piernas elevadas?

dormir con las piernas elevadas

Hay personas a las que les gusta dormir con las piernas en alto porque se sienten más cómodas. Pero, ¿es conveniente esta práctica? ¿Mejora realmente la circulación? En este artículo, respondemos a algunas de las principales dudas sobre el tema y te contamos todo lo que debes saber.

➡️ Dormir con las piernas en alto: ¿beneficioso o temerario?

¿A quién no le ha ocurrido alguna vez quedarse dormido en el sofá con las piernas encima del respaldo? Esta situación, anecdótica para algunas personas, es, en realidad, más beneficiosa de lo que parece. De hecho, si has realizado una actividad física intensa, seguramente notarás cierto alivio al tumbarte con las piernas en alto.

No obstante, las ventajas de esta práctica van más allá de una sensación de alivio. Especialmente, para quienes sufren problemas de circulación de la sangre. A continuación, te explicamos por qué, si es tu caso, deberías acostumbrarte a dormir así.

➡️ ¿Por qué es bueno dormir con las piernas elevadas?

Tal y como hemos avanzado, recostarse con las piernas en alto tiene determinados beneficios para tu salud. En este apartado detallamos algunos de los más importantes:

Mejora la circulación sanguínea

Las personas que pasan mucho tiempo de pie o que no realizan suficiente ejercicio pueden desarrollar dificultades de circulación en las piernas. El motivo principal es que la sangre que llega hacia esta parte debe hacer más esfuerzo para retornar al corazón, puesto que tiene que subir en vez de bajar.

Por ello es recomendable practicar ejercicio y caminar, actividades que estimulan el recorrido de la sangre por las arterias y evitan que se obstaculice o que se produzca una falta de oxigenación.

En este sentido, dormir con las piernas en alto favorece que la sangre “vuelva” al corazón de manera más sencilla.

Previene la formación de varices

La mejora de la circulación sanguínea tiene otra consecuencia colateral, y es que retrasa y reduce las posibilidades de sufrir varices o arañas vasculares, una afección habitual en personas con problemas de circulación.

Alivia la hinchazón de tobillos y pies

Uno de los primeros remedios que nos indican los especialistas cuando nos hacemos un esguince o sufrimos una hinchazón en los pies es elevar las piernas. Al hacerlo, retenemos menos cantidad de líquidos en esta parte corporal, donde tienden a acumularse como consecuencia de una vida más sedentaria. Por tanto, reduce la hinchazón.

Es positivo para las lumbares

Si tienes la columna vertebral con cierta inclinación, seguramente te vendrá bien dormir con las piernas ligeramente en alto. En este caso, no hace falta que estén sobre el respaldo del sofá, sino que es suficiente con colocar un cojín debajo de las rodillas que las eleve un poco.

Esto permite mantener la curvatura natural de la espalda en la parte lumbar, y evita que, por una mala postura, te duela la espalda. Asimismo, favorece la relajación del músculo lumbar, que deja de estar en tensión.

Aminora el dolor menstrual

Al igual que supone un alivio si te duelen las piernas, el hecho de que la sangre circule hacia la parte del tórax reduce la sensación de dolor en la zona de los ovarios propia de la menstruación.

Actualiza tu viejo colchón

➡️ Consejos para dormir con las piernas en alto

Como todo en la vida, no hay que excederse. El hecho de que mantener las piernas en alto para descansar sea ventajoso no significa que debas hacerlo más tiempo del necesario o de manera incorrecta. Además, hay determinados consejos que conviene seguir para evitar que una práctica en origen positiva se traduzca en un problema.

Por ejemplo, puedes introducir debajo del colchón un almohadón resistente que no se deforme, de manera que siempre tengas una ligera inclinación en las piernas. También puedes colocar almohadas debajo de las rodillas, aunque lo más probable es que, pasadas unas horas, se deformen hacia abajo y pierdan la inclinación original.

No debes estar incómodo. Es decir, procura encontrar el grado de inclinación que te resulte cómodo. De lo contrario, todo lo positivo se disipará. En este sentido, si tienes las piernas hinchadas, puedes aprovechar los ratos que estés tumbado para colocar una compresa fría durante unos minutos que ayude a reducir la hinchazón.

Y, si decides dormir con las piernas en alto, procura no recostarte de lado, puesto que esta postura sería forzada. La posición natural para dormir así debe ser boca arriba.

➡️ ¿Tiene alguna contraindicación elevar las piernas para descansar?

Es evidente que una mala praxis puede desencadenar en problemas y este caso no es una excepción. Estas son algunas de las contraindicaciones más importantes:

  • Si te duele mucho la espalda, es conveniente que no permanezcas demasiado tiempo en la misma posición, sino que vayas rotando. Eso sí, recuerda, siempre, mantener la curvatura natural de la columna ayudándote de almohadas o elevadores mientras permanezcas boca arriba.
  • En caso de que te levantes repentinamente, podrías tener una pequeña sensación de mareo. Esto se debe a que el flujo sanguíneo tarda unos minutos en adaptarse a una nueva posición.
  • Algunas personas experimentan el síndrome de piernas inquietas, lo que les provoca la necesidad de mover las piernas por exceso de rigidez. Esto, a su vez, dificulta la conciliación del sueño.
  • Si te pasas con la altura, la posición puede generar más incomodidad. Tal y como comentábamos anteriormente, es suficiente con tener una pequeña elevación, pero no debes pasarte.

El colchón también es clave para dormir con las piernas altas

La calidad del colchón también es importante si te gusta elevar las piernas. Un colchón excesivamente blando te impedirá mantener durante mucho tiempo la elevación, puesto que las piernas se irán hundiendo progresivamente. En cambio, un colchón muy duro también puede contribuir a experimentar más incomodidad y rigidez. Por ello, es importante que elijas el colchón que mejor se adapte a la forma de tu cuerpo, con el que estés más cómodo y que satisfaga mejor las posibles necesidades derivadas de tus problemas físicos.

En Descansín te ofrecemos una amplia variedad de colchones, somieres y almohadas para que pruebes y decidas cuál es la que mejor se adapta a tu cuerpo. Y, sobre todo, con cuál estás más cómodo. Recuerda que lo importante para mantener una buena salud y un buen descanso es la comodidad. Y, si tienes dudas, ¡te ayudamos a escoger!

ÚLTIMOS POSTS

Alergia a los ácaros en otoño

Si eres una persona alérgica, muy posiblemente hayas notado que durante el otoño aumentan tus [...]

Mantén el dormitorio organizado con un canapé abatible

Mantener el orden en el dormitorio es muy importante para tener un ambiente relajado que [...]

Cómo conseguir un colchón barato con las prestaciones de calidad que necesitas

Cuando elegimos la cama de nuestros sueños, uno de los elementos fundamentales y con el [...]

Dolor de hombro al dormir

Dolor de hombro al dormir: descubre las causas comunes, consejos y cómo mejorar tu calidad [...]

¿Cómo elegir el colchón perfecto para añadir una cama a tu furgoneta?

¿Te imaginas poder dormir de forma confortable en una furgoneta con cama viendo las estrellas [...]

10 alimentos para cenar que contribuyen a que duermas mejor

Cuántas veces te habrás ido a la cama sin poder conciliar el sueño por culpa [...]

Cómo modernizar un dormitorio antiguo

Bien por modas, bien por aburrimiento, lo cierto es que cada cierto tiempo queremos darle [...]

Partes de la espalda

La espalda es fundamental para nuestro bienestar. En este artículo, exploraremos las diferentes partes de [...]

TOP SELLERS

¡Oferta!
¡Oferta!

Producto Descansín

Colchón Descansín

¡Oferta!
¡Oferta!

Producto Descansín

Canapé abatible Descansín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *