¿Qué es el nivel de firmeza en un colchón y por qué es clave para nuestra salud lumbar?

colchón firme para dolor lumbar

Si eres una persona viajera casi seguro que habrás dormido en hoteles, albergues o campings donde la calidad de colchón dejaba mucho que desear. O bien, eran tan blandos que terminabas engullido sin remedio, como si te atrapase un agujero negro. O tan duros como una tabla de planchar. O tan elásticos que acababas rebotando como una pelota de pin-pon. O… 

En cualquier caso, tu espalda se habrá resentido siempre que hayas vivido experiencias similares a estas. Y es que garantizar un buen descanso depende en gran medida del nivel de firmeza del colchón. Para elegir uno que se adapte como un guante a nuestra anatomía es necesario tener en cuenta aspectos relativos a nuestro cuerpo, como el peso, la edad, la altura y si somos de masa ósea delgada o fuerte. De hecho, debemos considerar hasta el tipo de postura que adoptamos mientras dormimos.

Pero antes de entrar en todos estos detalles, ¿sabes a qué nos referimos cuando hablamos de firmeza en un colchón? ¿Qué grados de dureza existen en un colchón o se necesitan para dormir correctamente? En Descansín somos expertos en colchones de calidad a precios low cost. Por ello, te desvelamos a continuación todas estas claves.

¿Qué es la firmeza del colchón?

Apostar por el colchón que mejor se adapte a nuestras necesidades conlleva importantes beneficios para nuestra columna vertebral: estará perfectamente alineada con el cuerpo, conseguiremos el máximo grado de confort y repartiremos de forma equitativa todos los puntos de presión.

Para conseguirlo es importante descansar sobre una base que no sea ni demasiado blanda ni demasiado dura. El colchón tiene que aportar un grado de firmeza intermedio para evitar dolores de espalda e incluso posibles problemas de circulación.

La firmeza del colchón desempeña un papel fundamental si queremos garantizar nuestra salud lumbar y la calidad de descanso.  Pero ¿qué factores determinan la firmeza de un colchón? Hay dos aspectos clave: por un lado, la sensación de acogida que aportan las capas de acolchado, es decir, la resistencia que percibimos y el confort que sentimos al posar el peso de nuestro cuerpo por primera vez sobre el colchón; y, por otro lado, la firmeza del núcleo, pues según sea la zona central, el grado de rigidez también varía.

¿Cuál es el nivel de firmeza adecuado para mí?

Dentro de los niveles de firmeza de un colchón existen diversas escalas de dureza, con características, grados y valores definidos por cada fabricante. Sin embargo, es posible consultar una pequeña clasificación de firmezas. Así, será más sencillo comprender las diversas ventajas e inconvenientes, así como los factores individuales que debemos tener en cuenta:

  • Firmeza nivel 1. Blando o muy blando.  Su uso estaría indicado para personas que no superen los 60 kilos de peso y con una estructura corporal delgada. También es el preferido de aquellos que duermen boca arriba. Sin embargo, optar por un colchón demasiado blando hundirá tu cuerpo y no te permitirá apoyar correctamente la columna vertebral. Esta situación acaba generando fuertes dolores y problemas de espalda.
  • Firmeza nivel 2. Medio blando o medio duro. En este caso el grado de firmeza es intermedio y está pensado para personas que pesan entre 75 y 80 kilos. Dentro de este nivel nos encontramos colchones con dos tipos de rigidez:

Colchón de dureza media blanda

Ofrece una sensación de adaptabilidad sin llegar a hundir tu cuerpo. Es el tipo de firmeza que resulta perfecta para mujeres embarazadas y personas que sufren molestias óseas o musculares y problemas de circulación. También para aquellas que deben permanecer muchas horas en cama o que duermen habitualmente de lado, ya que es el colchón que mejor se adapta al contorno de nuestro cuerpo cuando adoptamos esta postura.

Colchón de dureza media-alta

Colchones de dureza media alta. Sonlos preferidos por nuestro equipo y también por la mayoría de los profesionales del descanso. Tanto es así que todos los colchones Descansín son fabricados con este nivel de firmeza. ¿La razón? Son aptos paracualquier persona con independencia de su masa corporal y altamente recomendados para aquellas que prefieren dormir boca abajo. Además, mantienen la horizontalidad total de nuestro cuerpo y la espalda firme, evitando así que se produzcan problemas lumbares. Estos colchones ofrecen la firmeza perfecta porque son capaces de adaptarse lo justo y necesario a nosotros sin dejar de lado la comodidad ni el confort.

  • Firmeza nivel 3. Duro o muy duro. Este grado de firmeza se recomienda a personas con una masa corporal muy alta y que sobrepasen los 80 kilos. No provoca hundimientos en ningún punto del cuerpo. Sin embargo, optar por un colchón demasiado duro viene a ser lo mismo que dormir sobre el suelo o una piedra. No es lo más adecuado para nuestra salud porque ejercer demasiada presión sobre nuestra piel y nos impide que haya una correcta circulación sanguínea, Ello hace que se produzcan sensaciones de adormecimiento en brazos y piernas, lo cual afectará a nuestro descanso.

Como decíamos, es fundamental fijarnos en el nivel de firmeza de nuestro colchón. Equivocarnos en la elección puede provocar graves problemas en nuestra columna vertebral, una tensión innecesaria y malestar generalizado en toda la espalda.

Si no estás seguro del tipo de firmeza que te conviene, nuestro equipo te recomienda que optes por colchones Descansín, que ofrecen un grado de firmeza media alta. Y es que este grado de firmeza no solo es el más laureado por expertos en descanso, sino que también es el preferido por consumidores particulares, hospitales y residencias. ¿Los motivos? Porque se adapta a la perfección a la curvatura de tu espalda, ayuda a reducir las tensiones musculares de la zona lumbar y mejorar la circulación de la sangre.

¿Quieres disfrutar de un descanso de calidad a precio low cost? ¡No te quedes con las ganas! Aprovecha nuestras ofertas y pruébalo ya. Te preguntarás por qué no lo has hecho antes.

Un comentario de “¿Qué es el nivel de firmeza en un colchón y por qué es clave para nuestra salud lumbar?

  1. Pingback: ¿Cuándo hay que cambiar el colchón? Tu colchón tiene fecha de caducidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola ¿En que podemos ayudarle?
Powered by